22 Jump Street de Phil Lord & Christopher Miller

Por Facundo Cicero























Dirección: Phil Lord & Christopher Miller
Guión: Michael Bacall - Oren Uziel & Rodney Rothman
150 min - Color - Comedia - Acción


Equipo que gana, no se toca. 

Vuelve la dupla de la exitosa remake de la famosa serie de los 80 que marcó una generación y lazó al estrellato a Johnny Depp. Allí donde se dice mucho sobre las segundas partes, los directores Lord y Miller, de la mano del particular estilo del comediante Jonah Hill, recurrieron al popular probervio que dice, “Si algo no esta roto, no lo arregles.”

Han pasado varios meses desde las aventuras de Schmidt (Hill) y Jenko (Tatum) en la división Jump Street y sus superiores parecen haber llegado a una extraña conclusión, el exito es una formula que puede repetirse... si se copia al milimetro. Por lo que deciden aprovechar el talento de sus jovenes agentes enviandolos, otra vez, a infiltrarse en una institución educativa. En esta oportunidad, una universidad. Allí investigarán un asesinato relacionado con el narcotrafico de una nueva y popular sustancia.
A medida que la investigación avanza, Schmidt y Jenko se van mimetizando con sus entornos y los perfiles opuestos de sus personalidades comienza a aflorar (otra vez). Generando ciertas distancias entre ellos. La historia va proponiendo, impulsada por situaciones comicas (algunas mas fluidas q otras), ciertos giros a partir de los cuales los personajes deberan intentar no perder de foco su misión original, mientras se replantean su futuro y quienes quieren ser realmente.

El principal acierto de pelicula es no tomarse demasiado en serio a si misma. La cinta esta plagada de simetrias entra las dinamicas de los personajes. Repite formulas que probaron ser efectivas en la primera parte (21 Jump Street, 2012) y no lo oculta. De hecho, se divierte con ello. El tono es el mismo, los principales personajes secundarios también (Quizas dando mas espacio a alguno de ellos en esta oportunidad). Y el objetivo de recrear el ambiente que funcionó la primera vez, se cumple con éxito. La participación del actor Jonah Hilll en el guion se nota y mucho. Ya que es él quien marca los tiempos de las escenas comicas más evidentes, seguido de manera complementaria por Tatum, con quien la quimica es notoria. Los dilemas que se plantean en la cinta son también repertidos, y ahi la historia deja de sorprender un poco. Están bien enmnarcados en típicos planteos de la etapa universitaria, pero no dejan de sonar a canción conocida. La historia en si, fluye de manera bastante organica durante la primera mitad de la película. Se vuelve un poco repetitiva sobre el segundo acto, olvidandose incluso del caso que los llevó hasta alli. Luego se reactiva a fuerza de secuencias de acción a medida que los personajes vuelven al ruedo. Y entonces, nuevamente, la resolución se alarga un poco demasiado. Y es que, meter todos los “homenajes” a la primera parte y además, resolver la historia propuesta... es mucho.

En conclusión Comando Espeial 2 entretiene y si uno es afin al humor que se suele ver en las peliculas de Jonah Hill o Seth Rogers, la disfrutará aún más. Por otro lado, tanto repetirnos que no pretende más que cumplir una formulita termina rompiendo la magia dejanos un sabor un tanto agridulce. Prueba de esto, es la secuencia de los titulos finales, donde el gag se repite una y otra vez, hasta que la sonrisa inicial se va apagando progresivamente.





Tráiler



Calificación:
Compartir en Google +